MinutadeRecetas

Tacos de espinacas con bechamel.

tacos de espinacas

Para preparar estos tacos  solo necesitamos tortillas o tortitas de trigo o maíz, espinacas, pimienta negra y salsa bechamel sin mantequilla.

Los tacos son típicos de la cocina mexicana y se suelen rellenar de carne picada o queso, sin embargo, en esta receta vamos a cambiar y los preparamos con un vegetal.

Ingredientes:

– 2 tortillas de trigo o maíz para tacos.
– 1/2 caja de espinacas congeladas o un puñado de frescas.
– 3 cucharadas de salsa bechamel con cebolla.
– Sal.
– Pimiento negra.

Salsa bechamel con cebolla:

– 20 gramos o 2 cucharadas soperas rasas de harina de trigo blanca, harina integral o una mezcla de ambas.
– 250 ml de leche de vaca desnatada o leche evaporada desnatada mezclada con agua hasta esa cantidad. También se puede utilizar leche de soja.
– 1 cucharada sopera de aceite de oliva.
– Una pizca de sal.
– Un poco de nuez moscada rallada.
– Un cuarto de cebolla.

Ponemos la leche desnatada y la pizca de sal (no más de 0,1 gramo) en el vaso de la licuadora.

Batimos y reservamos. En una sartén añadimos el aceite y, sin dejar que humee, añadimos la mezcla reservada, poco a poco, moviendo constantemente a fuego medio.

Observaremos que se va poniendo cada vez más densa, añadimos la nuez moscada rallada, ajustamos la sal (sin pasarnos) y terminamos de cocinarla cuando haya adquirido la textura que queramos, más o menos líquida, pero espesa.

Para prepararla con cebolla, añadimos al aceite (antes de verter en la sartén la leche con la harina licuadas) la cebolla picada, le damos unas cuantas vueltas para que se cocine sin llegar a dorar y agregamos el contenido del licuado, poco a poco.

Elaboración de los tacos

Lavamos muy bien las espinacas, en el caso de que sean frescas. Las hervimos con agua que las cubra (si son congeladas se pueden añadir así mismo en el agua) durante 10 o 15 minutos a fuego bajo.

Colocamos las espinacas cocidas en un escurridor y las estrujamos con una cuchara hasta que no quede nada de caldo.

El caldo de cocción podemos reservarlo para otro plato o bien nos lo servimos en un vaso con un chorro de limón y nos lo bebemos, aprovechando así las vitaminas hidrosolubles de las espinacas.

Es importante que las apretemos bien para que queden sequitas, las troceamos con un tenedor, estarán blandas y quedarán con una consistencia semipastosa. Añadimos la sal.

Las mezclamos con la salsa bechamel y añadimos la pimienta negra; cuando las tortillas estén horneadas (2 minutos al horno a 180ºC) las rellenamos y ¡Listo¡

¿Qué nutrientes buscamos en estos tacos?

Buscamos los almidones de las tortillas y de la harina de la bechamel, las vitaminas y minerales de las espinacas y cebolla, así como  la proteína de alto valor biológico de la leche de la salsa bechamel.

Las espinacas son ricas en ácido fólico, vitamina A, calcio y hierro. Tienen mucha fibra y una suave acción laxante.

Este sencillo plato puede servir para cualquier ocasión, puede ser el entrante en un almuerzo o cena, una merienda o un picoteo de media mañana.

Podemos preparar más cantidad porque aguanta en el frigorífico un par de días, e ir rellenando los tacos en distintos momentos del día.

¡¡Buen provecho¡¡

Entradas relacionadas:
Crema de espinacas con requesón.
Espinacas para preparar un nutritivo budín.

Enlaces relacionados:

¿Preparamos una salsa bechamel sin mantequilla?

marinamunozcervera+Marina Muñoz Cervera

¿QUIERES APRENDER A COMER DE FORMA SALUDABLE?

Entra en el Sitio Web “YNUTRICIÓN” a través de la imagen o del texto inferior:
ynutricion

Asesoramiento nutricional personalizado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Animated Social Media Icons by Acurax Wordpress Development Company
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusVisit Us On PinterestVisit Us On LinkedinCheck Our Feed