MinutadeRecetas

El pan aporta energía ¿lo incluyes en tu alimentación?

pan

Comer pan forma parte de una alimentación equilibrada y saludable.

El pan es un alimento rodeado de cierta polémica, debido a la creencia de que aumenta el peso corporal.

Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Es un falso mito alimentario, que carece de base científica.

El pan engorda cuando se consume sin tener en cuenta el equilibrio alimentario.

Por un lado, tenemos la tendencia de mezclar este alimento con otros de elevada densidad calórica, como embutidos, tortilla de patatas, patés, salsas, etc.

Y, por otro, si acompañamos platos que contienen hidratos de carbono, como arroz, patata, cuscus, maíz, pasta, etc. con pan, estamos desequilibrando nuestra comida, al aumentar mucho la presencia de alimentos energéticos.

El pan lleva con nosotros desde el Neolítico (año 7000 a.C.), nutriendo y dando energía a la mayor parte de las poblaciones, incluyendo la cuenca mediterránea.

Por lo tanto, los cereales se consideran nutrientes básicos y aparecen en la base de la mayor parte de las pirámides alimentarias del mundo, como alimentos de consumo diario.

Tipos de pan

A pesar de la mencionada polémica, sigue siendo un alimento importante en nuestra sociedad y se fabrican, diariamente, múltiples variedades de panes.

Los más conocidos son los siguientes:

  • Blanco
  • Centeno
  • Espelta
  • Soja
  • Payés
  • Integral
  • Multicereales
  • Molde
  • Chapata
  • Maíz
  • Cebada
  • Sarraceno

Y un largo etcétera, como el de higos, nueces, pasas, tradicional y ecológico, entre otros.

Podemos comer pan en el desayuno, merienda o, como acompañamiento, en almuerzos y cenas, que no contengan carbohidratos.

Beneficios para la salud

Es un alimento rico en almidón, hidrato de carbono que nos da energía para llevar a cabo nuestras actividades diarias.

Sin embargo, no es su única riqueza.

El resto de los nutrientes que lo conforman dependen del tipo de harina con el que estén elaborados y de la forma de preparación.

El pan de espelta está elaborado con trigo de espelta, grano que se ha popularizado por sus beneficios para la salud.

Esta variedad de trigo contiene más proteínas, minerales y fibra que otras, y se describe como el “grano mejor tolerado por el cuerpo”.

El trigo de espelta se almacena con la cascarilla intacta, muy rica en fibra soluble, tan necesaria para nuestra salud intestinal.

Proteína vegetal, minerales como el calcio, magnesio y potasio y vitaminas, sobre todo del grupo B, son los nutrientes básicos del pan.

En general, las variedades elaboradas con harinas menos refinadas, contienen más cantidad de fibra insoluble, vitaminas y minerales. Por lo tanto, se consideran más sanas.

Los principales beneficios para nuestra salud son los siguientes:

  • Regulación del ritmo intestinal.
  • Mejora del estado de las defensas inmunitarias.
  • Reducción del riesgo cardiovascular.

Estos tres beneficios repercuten sobre la salud global y el estado de nuestro metabolismo.

Y, cuando llevamos a cabo actividades deportivas, este alimento es fundamental para mejorar nuestro rendimiento.

Además, el pan, en el contexto de una alimentación sana, nos ayuda a equilibrar nuestra comida diaria y a prevenir las enfermedades crónicas no transmisibles.

¿Sabes que puedes comprar pan, de buena calidad, por internet? En El Mimbre Online puedes encontrar panes de todo tipo, incluyendo el ecológico.

Bibliografía consultada:

  • José Manuel Ferro Veiga (2020). “El pan imprescindible en la dieta”. ISBN: 978-0-46-416846-1
  • Paul Pitchford (2007). “Sanando con alimentos integrales: tradiciones asiáticas y nutrición moderna”. ISBN: 978-84-8445-253-9.
  • Xavier Barriga, María Jesús Callejo (2017). “Pan y Salud: De los granos ancestrales al pan de hoy”. ISBN: 978-84-16220-65-6.
Etiquetado en: , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Plugin for Social Media by Acurax Wordpress Design Studio
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On PinterestVisit Us On LinkedinCheck Our Feed