MinutadeRecetas

Cómo cortar el jamón ibérico sin desaprovechar nada.

jamón ibérico

Según aseguran los expertos, se puede obtener hasta un 30% más de lonchas en función del sistema de corte que utilicéis para el jamón ibérico.

Esto quiere decir que, el aprovechamiento de este producto, depende en buena medida de un corte correcto. Pero, ¿cuál es entonces el más adecuado y con el que se puede aprovechar más esta pieza?

Lo cierto es que una buena técnica para cortar el jamón ibérico suele resultar compleja y minuciosa. Las herramientas y utensilios que deberéis usar para ello son: un soporte jamonero, un cuchillo largo para cortar las lonchas y un cuchillo de hoja ancha para retirar la corteza. De esta manera, ya podéis proceder a cortar vuestro jamón ibérico en casa.

Cómo comenzar a cortar vuestro jamón ibérico.

El inicio del corte del jamón ibérico debe ser en la contramaza (la pieza más fina y generalmente más curada del jamón). La pezuña se coloca boca abajo y comenzamos a usar el cuchillo de hoja ancha para retirar la corteza y el tocino amarillento, con cortes en sentido contrario al de nuestra mano. El tocino no hay que tirarlo, ya que más tarde os servirá para evitar que el jamón se seque.

A continuación, se toma el cuchillo más largo o cuchillo jamonero para cortar lonchas finas y pequeñas en un corte recto. Hay que procurar que estas lonchas sean lo más transparentes posible, evitando que tengan restos de corteza o de tocino. Si esto se produjera, el sabor del jamón ibérico no sería el más adecuado.

Tras cortar las lonchas que queráis, debéis tapar el corte con las lonchas de tocino reservadas y cubrir todo con un paño de cocina. A esto nos referíamos anteriormente con lo de no tirar el tocino para ayudar a que el jamón no se seque. La idea es situar el jamón ibérico en el lugar más fresco y seco de la casa.

Cuándo es necesario darle la vuelta al jamón

El corte perfecto del jamón ibérico es el que va de la contramaza hacia la zona del fémur. Siempre poco a poco, procurando cortar lonchas translúcidas. Una vez que hayáis llegado al hueso, hay que darle la vuelta al jamón.

A partir de aquí, continuaréis por la zona denominada maza, que es precisamente la más jugosa del jamón ibérico. Aquí el corte debe llegar poco a poco, extrayendo las lonchas hasta llegar al hueso, hasta la zona de la cadera.

Este es, sin duda, el sistema de corte más adecuado que le podéis dar a vuestro jamón ibérico. De esta manera, aprovecharéis mucho más vuestra pieza.

Si queréis echarle un vistazo a los mejores jamones ibéricos del mercado, debéis visitar la web Tu Jamón Directo. Allí encontraréis una amplia selección de productos ibéricos de todas clases. Además, disponéis de la facilidad de comprar cualquiera de estos productos desde la comodidad de casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Icons Powered by Acurax Web Design Company
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusVisit Us On PinterestVisit Us On LinkedinCheck Our Feed