MinutadeRecetas

Berenjena con queso descremado al vapor.

berenjena con queso

– Marina Muñoz Cervera –

En esta receta de berenjena con queso no hay grasas superfluas ni sodio en exceso.

Los gratinados son muy populares entre la gente, resultan apetitosos, sabrosos y llamativos, pero pueden ser adictivos por la cantidad de grasa que suele tener el queso convencional y el exceso de sodio que contiene. Si quitamos la grasa del queso y  añadimos muy poca sal a la receta, resulta menos adictivo.

Ingredientes (1 persona):

– 1 berenjena de tamaño mediano.
– 1/cebolla.
– Unas gotas de zumo de limón exprimido.
– 1 cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra.
– Pimiento negra (opcional).
– 1 puntita de sal.
– 25 gramos de queso descremado.

Elaboración:

Hemos preparado esta receta en un estuche de vapor, pero se puede hacer un una sartén rehogando los ingredientes a fuego lento.

Lavamos, pelamos y troceamos la berenjena a cuadrados.

Hacemos lo mismo con la cebolla.

Ponemos los ingredientes en el estuche de vapor, agregando por encima las gotas de zumo de limón y el aceite, removemos un poco y lo metemos en el horno, precalentado previamente a 150ºC, durante 20 minutos.

Rallamos el queso y lo espolvoreamos por encima de los ingredientes, metemos nuevamente el recipiente al horno durante 5 minutos y ya tenemos nuestra berenjena con queso.

Hemos utilizado una técnica mixta para cocinar, el vapor y la grasa del aceite.

Qué nutrientes buscamos en esta receta?

Como los ingredientes están cocidos en su propio jugo y la receta casi no lleva sal, hemos optimizado la cantidad de nutrientes disponibles.

Buscamos los carotenos de la berenjena, así como el ácido fólico y la vitamina K que nos aporta, pero también su contenido en minerales como calcio, magnesio y fósforo, entre otros. La cebolla aumenta el contenido mineral del plato.

El queso que hemos utilizado para gratinar no contiene grasa  y su contenido en sodio es inferior a los quesos habituales, por eso esta berenjena gratinada es mucho más digestiva, ligera y nutritiva.

También nos aporta las proteínas del queso, porque su bajo contenido en grasa no afecta al contenido proteico e igualmente contiene calcio. Tiene menos vitamina A por su baja cantidad de grasa, pero este defecto lo suplen los carotenos de la berenjena.

Podemos preparar esta berenjena con queso como almuerzo o cena.

¡¡Buen provecho¡¡

¿Necesitas orientación nutricional? ¿Quieres aprender a comer sano?

Entra en el Sitio Web “YNUTRICIÓN” a través de la imagen o del texto inferior:
ynutricion

Asesoramiento nutricional personalizado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Animated Social Media Icons by Acurax Responsive Web Designing Company
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusVisit Us On PinterestVisit Us On LinkedinCheck Our Feed