MinutadeRecetas

Ajos crudos encurtidos en vinagre.

ajos

Los ajos son muy beneficiosos para nuestra salud y, encurtidos en vinagre, pueden comerse crudos, sin que piquen tanto.

En la fotografía que ilustra esta entrada vemos su aspecto, pero en realidad tienen que estar en un frasco de vidrio con cierre hermético.

Ingredientes:

– 2 cabezas de ajos.
– 300 ml de vinagre tinto o en cantidad suficiente para que los cubra.
– 2 hojas de laurel.

Elaboración:

Pelamos los bulbos y los colocamos en un frasco de vidrio, echamos el vinagre en cantidad suficiente para que los cubra y sobre un par de dedos por encima (puede ser otro vinagre pero este tipo puede reutilizarse después porque queda con un delicioso sabor a ajo).

Añadimos 2 hojas de laurel como saborizante y para aprovechar su efecto carminativo, puede agregarse también pimienta negra en bolitas u otras especies, dependiendo del sabor que queramos obtener.

Cerramos el frasco y lo dejamos reposando durante 1 o dos semanas, agitándolo al menos una vez al día para que todos los dientes de ajo se impregnen. Al cabo de una semana, el ajo deja de picar y puede comerse crudo.

No es necesario que los comamos con vinagre, simplemente los escurrimos y comemos.

Cuando nos hayamos comido todos los bulbos, el vinagre con laurel y sabor a ajo puede reutilizarse en otras recetas.

¿Qué buscamos en esta receta?

Buscamos los efectos beneficiosos de los ajos en la salud, evitando que piquen. Si pelamos los dientes  de ajo y los dejamos a temperatura ambiente sin nada, se secarían, sin embargo el vinagre los conserva y aumenta su dureza, además de producirse una fermentación gracias a bacterias que son beneficiosas para nuestra flora intestinal.

Hay personas a las que el ajo le produce flatulencias, el laurel tiene efecto neutralizador de este síntoma.

Son energéticos ya que contienen almidones, tienen grasas de predominio poliinsaturado y una gran cantidad de minerales como calcio, magnesio, fósforo y selenio, entre otros.

También contienen vitaminas en pequeña cantidad.

Comer uno o dos bulbos de ajo crudos al día es muy beneficioso para reducir la tensión arterial, reduce el riesgo de arterioesclerosis, aumenta las defensas frente a las infecciones, entre otras muchas acciones.

Se utiliza de forma cotidiana para prevenir catarros o resfriados, tomar ajo crudo justo en el momento de que comienzan los síntomas puede evitar su desarrollo.

Podemos comer los ajos solos o bien agregarlos a ensaladas.

¡¡Buen provecho¡¡

Enlaces relacionados:

El ajo y su historia V: Un “tesoro nutricional” en nuestros días.

marinamunozcervera+Marina Muñoz Cervera

¿QUIERES APRENDER A COMER DE FORMA SALUDABLE?

Entra en el Sitio Web “YNUTRICIÓN” a través de la imagen o del texto inferior:
ynutricion

Asesoramiento nutricional personalizado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Icons Powered by Acurax Web Design Company
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusVisit Us On PinterestVisit Us On LinkedinCheck Our Feed