MinutadeRecetas

La alimentación complementaria dirigida por el bebé.

la alimentacion complementaria

La alimentación complementaria puede nutrir y fomentar la autonomía del niño al mismo tiempo.

La nutrición del niño durante los primeros años de su vida determina, en gran medida, su estado de salud futuro.

Todos sabemos lo importante que es la alimentación de la madre gestante para el bebé.

Seguidamente, el niño nace y comienza un período de lactancia, ya sea natural o asistida.

La duración de este periodo de lactancia es variable, dependiendo de la salud de la madre y de las culturas.

Sin embargo, tras 6 meses de lactancia, el bebé necesita además otro tipo de alimentos.

¿Qué es la Alimentación Complementaria?

El término de “alimentación complementaria” se refiere a los alimentos líquidos o sólidos, distintos de la leche materna o de fórmula, que el bebé necesita cuando la lactancia ya no es suficiente para su desarrollo.

Según la OMS, esta alimentación debería comenzar a los 6 meses y abarca hasta los 18 o 24 meses del niño.

Y debe ser lo suficientemente variada como para asegurar que las necesidades nutricionales del bebé estén satisfechas.

Se debe instaurar de forma progresiva y, tradicionalmente, comienza con papillas y purés.

Sin embargo, en esta etapa de la vida, el niño desarrolla sus habilidades motoras, por lo tanto, la manera en la que se implanta la alimentación complementaria puede determinar su forma de comer en la edad adulta.

Baby led weaning o la alimentación autorregulada del bebé.

El Baby Led Weaning (BLW) es una nueva tendencia en la alimentación complementaria de los niños que fomenta su autonomía.

Se basa en que los bebés, a partir de los 6 meses de edad, tienen el instinto y las capacidades para regularse por sí mismos.

Por lo tanto, el niño puede alimentarse solo, cogiendo trozos de alimentos blanditos con sus manos para llevarlos a la boca.

En consecuencia, el bebé se alimenta integrado en la mesa familiar, comiendo los alimentos, sanos y aptos para su edad, que le ofrezcan los padres o hermanos.

El niño come cuando tiene hambre y deja de hacerlo cuando se siente saciado.

Beneficios del BLW:

Los potenciales beneficios de esta forma de alimentación son los siguientes:

  • El conocimiento de una mayor variedad de alimentos.
  • Menor riesgo de obesidad en la edad adulta.
  • Se evita la obligatoriedad por parte de los padres, que tiene un impacto negativo en el desarrollo de las habilidades motoras del niño.
  • Mayor desarrollo de habilidades psicomotrices.
  • El bebé regula la velocidad a la que come.
  • Se evita la transición de alimentos líquidos a sólidos.
  • El niño disfruta más comiendo mientras que se familiariza con el sabor real de los alimentos y su textura.
  • Favorece la salud bucodental.
  • Fomenta la independencia del niño

Para que esta filosofía de alimentación se lleve a cabo sin causar grandes estropicios en las casas, platos en el suelo, comida derramada, etc. se ha creado todo un menaje de artículos adecuados para que el bebé pueda comer con tranquilidad en el entorno familiar.

Podéis encontrar productos baby led weaning en tutete como platos con ventosas, cucharas de silicona, tazas antigoteo, etc. Todos son homologados y están fabricados con productos no tóxicos, para que tu bebé coma de forma completamente segura.

Bibliografía consultada:

– Lidia Folgar. “Aprender a comer solo: Manual sobre el método Baby Led Weaning”. Ed. Arcopress S.L. 2017. ISBN: 978-84-17057-00-8

– Leslie Schilling, Wendy Jo Peterson. “Todo sobre el Baby-Led Weaning”. Plataforma Editorial, 2017. ISBN: 978-84-17114-13-8.

– OMS (Organización Mundial de la Salud). “Principios de orientación para la alimentación de niños no amamantados entre los 6 y los 24 meses de edad”. NLM WS 120. OPS/OMS 2007. ISBN 978-92-7-532795-1.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Animated Social Media Icons by Acurax Wordpress Development Company
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On PinterestVisit Us On LinkedinCheck Our Feed