MinutadeRecetas

Verduras de temporada, más nutritivas.

verduras de temporada

Las verduras de temporada conservan todos los nutrientes esenciales en una alimentación saludable.

El consumo diario de verduras y frutas es imprescindible para tener buena salud. La OMS recomienda que comamos 400 gramos diarios de vegetales, excluyendo patatas y otros tubérculos, para evitar cardiopatías, accidentes cerebrovasculares y algunos cánceres.

Las verduras de temporada gozan de la mayor calidad y cantidad de nutrientes, ya que se encuentran en su mejor momento de maduración, sin someterse a procesos que aceleren su tiempo de consumo.

Hoy en día, se concede una gran importancia a la forma de cultivo. La FAO (Organización Internacional de la Alimentación y la Agricultura) destaca la necesidad de que nuestra alimentación sea sostenible y esté adaptada al cambio climático, es decir, que cause el menor impacto ambiental posible.

Podemos comprar, on line, verduras de temporada de cultivo ecológico, compatibles con la protección y mejora del medio ambiente. Y disfrutar, sin movernos de casa, de verduras y frutas de una excelente calidad y frescura, con certificación ecológica y directamente del huerto.

El papel de las verduras y frutas en nuestra nutrición.

Los vegetales están llenos de nutrientes que regulan nuestro metabolismo. Las vitaminas y los minerales son los más abundantes, pero no podemos olvidar los antioxidantes, enzimas y la gran cantidad de fibra que contienen en sus pulpas, piel, hojas, inflorescencias, etc.

Tenemos que comer algunas verduras y hortalizas crudas para aprovechar al máximo sus propiedades y no minimizarlas con la cocción. También cocidas al vapor o con una cantidad pequeña de agua, en poco tiempo de ebullición y, tapadas, para evitar la pérdida de las vitaminas sensibles al calor.

Durante el hervido, los minerales pasan al agua de cocción. Os recuerdo la necesidad de utilizar muy poco líquido y reutilizarlo en las preparaciones culinarias.

Las vitaminas:

Si aprovechamos todo el potencial vitamínico de las verduras de temporada, comiéndolas crudas y masticando cuidadosamente el alimento, obtendremos tanto vitaminas hidrosolubles (solubles en agua), como liposolubles (solubles en grasa), en forma de sus precursores vegetales.

Dentro de las hidrosolubles, encontraremos todas las vitaminas del complejo B, excepto la B12, que solo se encuentra en los alimentos de origen animal y en los productos vegetales fermentados. Destacaros la abundancia de ácido fólico en las verduras de hoja verde oscuro, vitamina necesaria para la estabilidad del sistema nervioso, así como pequeñas cantidades de B1, B2, ácido pantoténico, B6, etc.

Por lo que respecta a las liposolubles, en las verduras encontraremos los precursores vegetales de estas vitaminas, como los beta carotenos, que se transformarán, dentro de nuestro organismo, en vitamina A.

Los minerales:

Calcio, magnesio, fósforo, selenio, etc. son algunos de los minerales que la tierra aporta a los cultivos. Mientras más sostenible sea el cultivo, más nutritivas serán las verduras obtenidas a través del mismo.

Si comemos verduras de temporada, permitimos que se desarrollen en su crecimiento de la forma más natural posible, y que absorban gran cantidad de minerales de la tierra, gracias a los cuales, nuestro organismo podrá ser capaz de realizar la mayor parte de sus actividades vitales.

Los antioxidantes:

Además de las vitaminas con capacidad antioxidante, como la A y la E, que obtenemos de las verduras y frutas a partir de sus precursores vegetales, y los minerales, como el selenio, que también tiene esa función, en las verduras de temporada existen otras sustancias cuya función es antioxidante.

La luteína, pigmento antioxidante importante para la visión, es muy abundante en los tomates, berzas, etc. Otros pigmentos, responsables del color de los vegetales (antocianinas), nos protegen de la acción de los radicales libres y, por tanto, del estrés oxidativo celular.

La fibra:

El contenido en fibra, tanto soluble como insoluble, de las verduras y frutas es necesario para nuestra salud digestiva y para el funcionamiento global de nuestro organismo.

Todo lo que hemos visto anteriormente, nos indica la necesidad de incorporar una cantidad adecuada de verduras y frutas en la alimentación diaria, para que nuestro cuerpo funcione bien por dentro y se note por fuera.

Apetitosas ensaladas variadas, hortalizas crudas como picoteo, licuados, etc., además de guisos con cocciones ligeras o al vapor, son algunas formas en las que puedes comer verduras de temporada cosechadas para tí en su misma huerta.

Visita la Web DisfrutaVerdura y ¡goza de tu salud!

Bibliografía consultada:

– Organización Mundial de la Salud (OMS). “Fomento del consumo mundial de frutas y verduras”.
– Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). “Las guías alimentarias: una oportunidad para proteger el planeta”. 19 de mayo de 2016.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Network Integration by Acurax Social Media Branding Company
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusVisit Us On PinterestVisit Us On LinkedinCheck Our Feed