MinutadeRecetas

Sangre de pollo encebollada ¡Rica en hierro!

sangre de pollo

– Marina Muñoz Cervera –

La sangre de pollo es una fuente de hierro que podemos incorporar a nuestra alimentación saludable.

Aunque la sangre se incluye entre las vísceras y despojos de los animales, puede servirnos para variar nuestra alimentación, enriqueciéndola con una buena fuente de hierro de alta disponibilidad.

Esta cásica receta es muy saludable y barata. La sangre de pollo encebollada resulta deliciosa y nos aporta nutrientes importantes. Sin embargo, al tratarse de una víscera, no debemos abusar de su consumo.

Ingredientes (4 o 5 personas):

– 1/2 kg de sangre de pollo.
– 4 cebollas blancas grandes.
– Media cucharadita de hierbas aromáticas variadas.
– 1/4 de cucharadita de pimienta negra.
– Sal al gusto.
– 3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.

Elaboración:

La sangre de pollo suele encontrarse en el comercio, coagulada y envasada en estuches herméticos.

En primer lugar, sacamos la sangre del envase y la cortamos en cuadraditos o rectángulos del tamaño que más nos guste.

Seguidamente, echamos en una olla baja el aceite de oliva. Calentamos a fuego lento, sin dejar que humee. Cuando el aceite esté listo, añadimos la sangre y, aumentando un poco el fuego, la salteamos.

Mientras que se cocina la sangre, lavamos, pelamos y picamos la cebolla en trocitos pequeños.

Cuando la sangre esté lista, agregamos la cebolla y, con el fuego vivo, le damos varias vueltas. Añadimos la sal, las hierbas aromáticas y la pimienta negra y, bajando el fuego, tapamos la olla, dejamos cocer durante 10 o 15 minutos y ¡Listo¡

¿Qué nutrientes buscamos en esta receta?

La sangre de pollo nos aporta proteínas que no podemos considerar de alto valor, pero si en cantidad apreciable. También es una fuente importante de hierro y de calcio, minerales fundamentales para nuestra vida diaria.

La cebolla es muy rica en minerales, fibra y vitaminas del grupo B (excepto B12).

La pimienta negra nos aporta carotenos y mucho magnesio y calcio, entre otros minerales, además de facilitarnos la digestión.

La sangre de pollo encebollada no contiene grasas saturadas ni colesterol y, elaborada con aceite de oliva, resulta muy digestiva y nutritiva. Podemos prepararla como almuerzo, cena o aperitivo, acompañada de una fuente de carbohidratos de absorción lenta, como arroz, patatas, pan integral, etc. y una ensalada vegetal variada.

¡¡Buen provecho¡¡


Equilibrio Colesterol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Animated Social Media Icons by Acurax Responsive Web Designing Company
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusVisit Us On PinterestVisit Us On LinkedinCheck Our Feed