MinutadeRecetas

Pechuga tapada con hortalizas al horno.

pechuga tapada

– Marina Muñoz Cervera –

La pechuga tapada con hortalizas conserva su jugo y así aprovechamos los jugos de los alimentos en la cocción al horno.

La parte más magra del pollo o del pavo es la pechuga, el mayor inconveniente que tiene esta pieza es que al contener menos grasa, suele resultar seca, sin embargo, si la cubrimos de hortalizas, con el calor del horneado, los jugos de estas últimas penetran en el pollo, favoreciendo su cocción y dejándola jugosa.

Ingredientes (1 persona):

– 1 filete de pechuga de pollo de 150 gramos.
– 1 patata grande.
– 15 o 20 hojas de espinacas frescas.
– 1/2 cebolla mediana.
– 1 tomate pequeño.
– 1/2 limón pequeño.
– 2 dientes de ajo (opcional).
– 1 cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra.
– 1 puntita de cucharita de sal o una cucharadita de salsa de soya o soja.

Elaboración:

Para preparar esta pechuga tapada hemos utilizado un recipiente de silicona para horno, pero podríamos emplear otro de material antiadherente o bien uno convencional añadiendo agua a la receta.

Lavamos muy bien las espinacas y las troceamos en tiras. Lavamos y pelamos el tomate, la cebolla y la patata, cortando en cuadraditos las dos primeras y las patatas en rodajas.

En un recipiente de silicona ponemos la pechuga sin lavar para evitar contaminaciones, y le añadimos por encima media cucharada de aceite de oliva y la mitad del zumo de medio limón. Seguidamente colocamos sobre la pechuga las hortalizas y las espinacas formando como un montoncito, añadimos el zumo de limón restante, el aceite que nos sobró y la salsa de soya o la sal, según nos decantemos por una forma de saborizar u otra.

Precalentamos el horno a 150-180ºC y cuando esté listo, metemos nuestro recipiente. Cuando hayan transcurrido 25 minutos tendremos lista nuestra pechuga tapada.

El tiempo depende del tipo de horno, no obstante cuando veamos que las patatas están hechas apagamos el horno. Lo podemos dejar reposar unos minutos con el calor residual.

¿Qué nutrientes buscamos en esta receta?

Buscamos las proteínas de alto valor sin grasas superfluas que nos aporta la pechuga de pollo. También los almidones energéticos que nos proporciona la patata.

Las espinacas son ricas en hierro, el tomate, en carotenos y la cebolla en minerales, entre otros nutrientes.

Podemos preparar esta pechuga tapada como almuerzo o cena, es una alternativa sencilla que nos permite variar, pues el sabor dependerá del tipo de verduras u hortalizas que agreguemos a la receta.

Entradas relacionadas:

Pollo al vapor con ajos tiernos y tomate
Pechuga de pollo con cebolla morada.

¡¡Buen provecho¡¡

¿Necesitas orientación nutricional? ¿Quieres aprender a comer sano?

Entra en el Sitio Web “YNUTRICIÓN” a través de la imagen o del texto inferior:
ynutricion

Asesoramiento nutricional personalizado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Animated Social Media Icons by Acurax Wordpress Development Company
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusVisit Us On PinterestVisit Us On LinkedinCheck Our Feed