MinutadeRecetas

Pan de ajo con aceite de oliva.

pan de ajo

Este pan de ajo no contiene mantequilla y resulta más saludable que el convencional.

Los panecillos con sabor a ajo resultan muy apetitosos para acompañar cualquier comida, pero es una pena sobrecargarlos con las grasas saturadas de la mantequilla, nos dificulta la digestión, enlentecen la circulación de la sangre, etc.

Ingredientes:

– 2 panecillos que no contengan azúcar ni queso.
– 1 cucharadita pequeña de aceite de oliva.
– 4 dientes de ajo.
– 1 punta de cucharita de sal.

Elaboración:

Mientras se calienta el horno a 200 grados, cortamos los panecillos por la mitad, haciendo con el cuchillo una sección a lo largo.

Pelamos los dientes de ajo y con la parte fina del rallador los rallamos, uno a uno. Hay un aparato que extrae la pulpa del bubo solo presionando, sería mejor utilizarlo, pero el rallador es un instrumento corriente que existe el cualquier cocina.

La cantidad será de un diente de ajo por mitad de panecillo, para eso, cuando terminemos de rallar un diente, lo entendemos con cuidado por encima de cada panecillo.

Cuando los tengamos todos cubiertos de ajo rallado, echamos unas gotas de aceite de oliva por encima. Y, si queremos un poquito de sal (el pan normalmente contiene sal).

Como el horno ya estará caliente, metemos los panes y los dejamos unos 5 minutos, hasta que se doren un poco y ¡Listo¡ ya tenemos nuestro pan de ajo.

¿Qué nutrientes buscamos en esta receta?

Buscamos los almidones energéticos del pan mezclado con todos los nutrientes del ajo, ello evita que nos suba bruscamente la glucemia.

El ajo crudo aumenta nuestras defensas, corta y previene catarros, entre otros procesos.

Mejora la circulación sanguínea, reduce la tensión arterial, es expectorante, se ha utilizado como energizante en tiempos antiguos, etc. Podéis leer sobre el ajo y sus usos en la antigüedad y actualmente a través de su historia (en cinco partes) que adjunto en los enlaces relacionados a esta entrada.

Este pan de ajo puede ser una buena forma de comernos dos o tres dientes de ajo al día sin darnos cuenta.

¡¡Buen provecho¡¡

Enlaces relacionados:
El ajo y su historia: Parte I.

marinamunozcervera+Marina Muñoz Cervera

¿QUIERES APRENDER A COMER DE FORMA SALUDABLE?

Entra en el Sitio Web “YNUTRICIÓN” a través de la imagen o del texto inferior:
ynutricion

Asesoramiento nutricional personalizado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Customized Social Media Icons from Acurax Digital Marketing Agency
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusVisit Us On PinterestVisit Us On LinkedinCheck Our Feed