MinutadeRecetas

Ensalada primaveral con nueces y canónigos.

ensalada primaveral

Esta ensalada primaveral es muy fresca y contiene gran cantidad de nutrientes.

En los cambios de estación, nuestro organismo se adapta, poco a poco, a las nuevas temperaturas. En el caso de la primavera, pasamos del frío invierno al calor estival. Por lo tanto, una ensalada energética y nutritiva puede ayudarnos a superar la transición climática.

Ingredientes (1 persona):

– 6 rosetas de canónigos frescos (Valerianella locusta).
– 5 tomatitos mini-kumato.
– 3 hojas de lechuga grandes.
– 4 nueces.
– 50 gramos de queso fresco sin grasa.
– 1 zanahoria pequeña.
– 1 cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra.
– 1/2 cucharada de vinagre balsámico o corriente.
– Unas gotas de zumo de limón.
– Una puntita de cucharadita de sal (opcional).
– 2 tostadas de pan de espelta (40 gramos)

Elaboración:

Para elaborar esta nutritiva ensalada primaveral solo necesitamos los ingredientes frescos.

En primer lugar, lavamos muy bien la lechuga y la troceamos, colocándola en el fondo del plato. Lavamos, pelamos y rallamos la zanahoria, mezclándola muy bien con la lechuga.

Seguidamente, agregamos los canónigos bien lavados, y los tomatitos lavados y partidos por la mitad, decorando el plato.

Si necesitamos un sabor muy sabroso, añadimos la sal. No obstante, no sería necesaria, debido al sabor del resto de los ingredientes. Después, agregamos el aceite, las gotas de limón y el vinagre. Removemos con cuidado.

Finalmente, partimos las nueces en trocitos, el queso en dados y los colocamos en el lugar que más nos guste de nuestra ensalada primaveral. La servimos con dos tostadas de pan de espelta.

¿Qué nutrientes buscamos en esta receta?

Esta ensalada primaveral es muy rica en vitamina A, hierro, proteínas vegetales y animales, almidones energéticos de absorción lenta, grasas saludables, antioxidantes y fibra. Siendo, en consecuencia, energética, regeneradora y reguladora del metabolismo.

Las nueces nos aportan grasas saludables, minerales y proteínas vegetales. Mientras que el queso fresco es una fuente de proteínas animales, calcio, fósforo y vitamina B12, entre otras del grupo B.

Los canónigos son muy ricos en vitamina A, C, ácido fólico, hierro y calcio, entre otros micronutrientes. Además, contienen gran cantidad de fibra y antioxidantes.

Los tomatitos negros o kumatos son ricos en magnesio, vitamina C y A. También, contienen licopenos con gran actividad antioxidante. Son más dulces que los tomates convencionales, aportando un original sabor a la ensalada.

La lechuga contiene calcio, magnesio y ácido fólico, entre otros nutrientes.

Hemos añadido a esta ensalada pan de espelta un poco tostado, para completar el plato con los almidones energéticos de la saludable harina de espelta, tan rica en fibra y vitaminas de grupo B.

Podemos preparar esta ensalada primaveral, ya sea como almuerzo o cena. Nos fortalece el sistema inmunitario y regula nuestro metabolismo.

Enlace relacionado:

¿Conoces los beneficios de la espelta para tu salud?

¡¡Buen provecho¡¡


WPLANTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Icons Powered by Acurax Web Design Company
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusVisit Us On PinterestVisit Us On LinkedinCheck Our Feed