MinutadeRecetas

Crema de calabaza con jengibre.

crema de calabaza

– Marina Muñoz Cervera –

La crema de calabaza es un entrante muy rico, sano y nutritivo.

Esta sencilla receta puede servirnos como entrante en cualquier comida o cena de las fiestas venideras, pero también, es un recurso saludable para mantenernos mejor, el día después de un atracón navideño.

Ingredientes:

– 250 gr. de calabaza sin cáscara.
– 1 cebolla morada de 100 gr.
– 1 patata de 100 gr.
– 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
– 1/2 cucharadita de jengibre fresco rallado.
– 1/2 cucharadita de pimentón rojo.
– 1 cucharada sopera colmada de requesón bajo en grasa (aprox. 15 gr.)
– 1/4 de limón.
– 1 pizca de pimienta blanca.
– 1 pizca de sal.

Elaboración:

Para elaborar esta crema de calabaza necesitamos una olla baja con tapadera y una licuadora.

En primero lugar, lavamos, pelamos y cortamos en cuadraditos la cebolla. A continuación, echamos el aceite en la olla y calentamos sin dejar que humee. Añadimos la cebolla y dejamos cocer a fuego bajo durante 10 minutos.

Entretanto, pelamos y troceamos la patata y cortamos la calabaza en dados. También, pelamos y rallamos el jengibre.

Cuando esté lista la cebolla, añadimos la calabaza y la patata y les damos unas vueltas. Agregamos el pimentón rojo e inmediatamente después, para evitar que amargue, echamos agua en cantidad suficiente para que cubra los ingredientes. Añadimos el jengibre, media cucharada de zumo de limón y tapamos la olla. Dejamos cocer a fuego bajo durante 20 o 25 minutos.

Pasado ese tiempo, comprobaremos que los ingredientes ya están blanditos. Apagamos el fuego y esperamos una media hora, antes de licuar, para que no queme la crema.

Ponemos los ingredientes en el vaso de la licuadora, añadimos una pizca de sal y la cucharada sopera de requesón. Batimos hasta que nos quede una crema de consistencia suave.

Podemos servirla tibia o volver calentar, unos minutos, con cuidado de que no evapore el líquido y nos quede muy espesa.

Finalmente, servimos en un plato hondo o cuenco y echamos una pizca de pimienta blanca por encima, así como unas gotas de aceite de oliva crudo y ¡Listo¡ Ya tenemos preparada nuestra crema de calabaza.

¿Qué nutrientes buscamos en esta receta?

Buscamos energía, pigmentos antioxidantes, vitaminas, minerales y fibra.

Todos los nutrientes de esta crema, le confieren propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y, además, mejora la visión ocular.

La calabaza es muy rica en carotenos (precursores vegetales de la vitamina A) y el aceite de oliva ayuda a que se absorban mejor en nuestro organismo. También, contiene vitaminas del grupo B, tocoferoles (vitamina E), K y, entre sus minerales, destaca el calcio, potasio y fósforo.

Los pigmentos antioxidantes de esta crema de calabaza proceden, sobre todo de la hortaliza principal, pues contiene, además, de carotenoides, gran cantidad de luteína, pigmento importante para mejorar nuestra vista.

La patata nos aporta, entre otros nutrientes, almidones energéticos. La cebolla gran cantidad de minerales y el requesón nos proporciona aminoácidos, minerales, así como proteínas.

El jengibre potencia el efecto antiinflamatorio de la calabaza, y el pimentón rojo supone un gran aporte de hierro y fibra.

Como consecuencia, esta rica crema de calabaza es un buen recurso como entrante, ya sea en alguna comida o cena navideña, porque nos nutre mucho, o bien, el día después de una copiosa ingesta, ya que nos ayudará a mejorar nuestro metabolismo en general.

Fuente:

La idea de esta crema procede de la Web del Chef Ernest Subirana. Hemos modificado un poco la receta original, agregando algunos ingredientes.

¡¡Buen provecho y FELICES FIESTAS¡¡


Biocurcumax™

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Customized Social Media Icons from Acurax Digital Marketing Agency
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusVisit Us On PinterestVisit Us On LinkedinCheck Our Feed