MinutadeRecetas

Coliflor con ajos sofritos.

coliflor

– Marina Muñoz Cervera –

La coliflor es una fuente de vitaminas y minerales, entre otros nutrientes.

Esta sencilla receta resulta deliciosa y es muy fácil de preparar.

Ingredientes:

– Un cuarto de coliflor mediana.
– 6 dientes de ajo.
– Medio limón.
– 2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.
– 1 hoja de laurel.

Elaboración:

Lavamos muy bien la coliflor y la cortamos en pedazos grandes.

Tenemos que cocerla y la mejor forma es al vapor, pero también podemos poner a hervir agua en poca cantidad (solo para cubrir la hortaliza) y cuando esté hirviendo añadimos los trozos de coliflor más el zumo de medio limón y el laurel, dejamos cocer con la olla tapada y a fuego medio durante 15 o 20 minutos.

Si la hacemos al vapor, tenemos que aliñarla con limón y agregar el laurel, antes de iniciar la cocción, el tiempo es similar.

Mientras se cuece la hortaliza, pelamos los ajos y los cortamos en láminas. Ponemos 1 cucharada de aceite en una sartén a fuego lento y cuando esté caliente, sin dejar que humee, añadimos los ajos. Se cocerán lentamente y cuando ya estén blanditos, aumentamos un poco el fuego para que se doren y separamos la sartén del fuego. Es importante que solo alcancen un color dorado y no marrón oscuro o negro, para evitar la formación de sustancias posiblemente carcinogénicas.

Cuando esté lista la coliflor, la ponemos directamente sobre el plato, si está hecha al vapor, o bien, la escurrimos si está cocida.

Tanto en un caso como en otro la aliñamos con una cucharada de aceite crudo, una pizca de sal y le echamos los ajos por encima.

Si está hecha al vapor, la hortaliza absorberá mucho más el limón y saldrá mucho más sabrosa.

¿Qué nutrientes buscamos en esta receta?

La coliflor es una inflorescencia muy nutritiva. Contiene todos los minerales, sobre todo calcio, magnesio, fósforo, níquel, cloro, manganeso, cromo y un poco de hierro.

También tiene vitaminas como vitamina K, ácido fólico, carotenos, etc.

Los ajos son muy ricos en minerales y almidones, por eso son energéticos.

Es muy poco calórica. Aporta una pequeña cantidad de grasas, proteínas, almidones y azúcares simples.

Preservaremos más los nutrientes si la preparamos al vapor, bien en un estuche con el horno a temperatura media o en otro sistema de vapor convencional.

Podemos preparar esta coliflor como almuerzo o cena para acompañar carnes, pescados, huevos, legumbres o cualquier otra fuente de proteínas de alto valor.

Esta receta es muy clásica, sana y también podemos prepararla con patata cocida de la misma forma, así mejoraríamos su aporte en almidones de absorción lenta.

¡¡Buen provecho¡¡

¿QUIERES APRENDER A COMER DE FORMA SALUDABLE?

Entra en el Sitio Web “YNUTRICIÓN” a través de la imagen o del texto inferior:
ynutricion

Asesoramiento nutricional personalizado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Customized Social Media Icons from Acurax Digital Marketing Agency
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusVisit Us On PinterestVisit Us On LinkedinCheck Our Feed