MinutadeRecetas

Champiñones con pimiento verde.

champiñones

Los champiñones son ricos en ergosterol, un precursor de la vitamina D, salteados con pimiento, cebolla y un chorro de limón, están muy ricos y nos nutren favoreciendo que el calcio se absorba en nuestros huesos.

Ingredientes:

– 250 gramos de champiñones naturales o de lata.
– 1/4 de cebolla morada o blanca de tamaño mediano.
– Medio pimiento pequeño
– Pimienta blanca
– 1 cucharada sopera de zumo de limón natural
– 1 cucharada sopera de aceite de oliva
– Una pizca  o 0,1 gramo de sal común (opcional)

Elaboración:

Podemos preparar esta receta con champiñones naturales o de lata.

Si son naturales, los lavamos cuidadosamente para quitarles la tierra y los troceamos. Si son de lata, igualmente, los ponemos debajo del grifo para eliminar los aditivos y conservantes que se emplean para mantenerlos en buen estado de conservación y los troceamos.

Pelamos y lavamos un cebolla, cortamos un cuarto y la partimos en pequeños trozos.

Lavamos un pimiento y troceamos la mitad.

En una sartén añadimos la cucharada sopera de aceite y cuando esté caliente (sin que humee) agregamos los champiñones, el pimiento y la cebolla. Damos unas vueltas a los ingredientes, añadimos un poco de pimienta blanca y el zumo de limón. Dejamos tapada la sartén durante unos 3 minutos a fuego medio y ¡Listo”

¿Qué nutrientes buscamos en estos champiñones?

Buscamos fundamentalmente una fuente vegetal de vitamina D. Solo los hongos las contienen, dentro de los alimentos vegetales. Esta vitamina favorece la absorción de calcio en nuestro organismo.

Pero además, la cebolla, el pimiento y los champiñones tienen otras vitaminas y minerales necesarios para que nuestro metabolismo funcione de forma correcta.

Los champiñones, además nos aportan niacina, vitamina K, ácido fólico, ácido pantoténico, biotina. Son muy ricos en minerales.

La cebolla es rica también en minerales como calcio, cromo, níquel, etc. y también contiene vitaminas liposolubles e hidrosolubles.

Y el pimiento tiene gran cantidad de precursores de la vitamina A, entre otras.

La acidez del limón nos ayuda a proteger las vitaminas, además de dar más sabor al plato.

Los tres ingredientes contienen una pequeña proporción de grasas de los tres tipos, saturada, monoinsaturada (excepto la cebolla) y poliinsaturada, también una mínima proporción de proteína y mucha agua.

Con esta receta conseguimos un plato repleto de minerales y con variedad vitamínica.

¿Añadimos sal?

Depende de nuestro gusto, pero en poca cantidad porque nuestra salud nos lo agradecerá.

 

Podemos acompañar este plato con arroz, patatas, pasta, etc. además de una carne o pescado, o bien, servirlo como un aperitivo para picar.

 

¡¡Buen provecho¡¡

Enlaces relacionados:

Las mejores fuentes de Vitamina D.
Las Vitaminas y sus peculiares características.
Los elementos minerales esenciales para el ser humano: Micronutrientes de origen mineral (Oligoelementos).
¿Sabemos manejar las grasas en nuestra alimentación?

marinamunozcervera+Marina Muñoz Cervera

¿Quieres aprender a comer de forma saludable?

Entra en el Sitio Web “YNUTRICIÓN” a través de la imagen o del texto inferior:
ynutricion

Asesoramiento nutricional personalizado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Customized Social Media Icons from Acurax Digital Marketing Agency
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusVisit Us On PinterestVisit Us On LinkedinCheck Our Feed