MinutadeRecetas

Carne guisada con zanahorias.

carne guisada

– Marina Muñoz Cervera –

La carne guisada con zanahoria nos aporta proteínas de alto valor y carotenos, entre otros nutrientes.

Esta receta es muy sencilla, rica de sabor y en nutrientes.

Ingredientes:

– 1/4 kg de carne magra de ternera.
– 6 zanahoria medianas.
– 1/2 cebolla morada.
– 3 dientes de ajo.
– 2 cucharadas soperas de aceite de oliva.
– 1 limón mediano.
– 1/2 cucharadita de sal.
– 1 cucharada sopera de harina integral.
– 1 sobre de caldo de carne (opcional).

Elaboración:

Pelamos y cortamos los ajos en láminas. Troceamos la carne a cuadrados. Pelamos y cortamos la cebolla a gajos.

En una olla baja echamos el aceite y, a fuego lento, lo calentamos sin dejar que humee; cuando esté listo, añadimos los ajos y los rehogamos, luego la carne, la cebolla y la sal y hacemos lo mismo.

Tenemos que cocer la carne porque es más dura que la zanahoria y la cantidad de agua que agreguemos dependerá de su dureza, además, nos tiene que sobrar para cocer la hortaliza que añadiremos luego. En esta carne guisada hemos añadido 400 ml de agua y la hemos dejado cocer a fuego bajo durante 45 minutos.

Mientras tanto, lavamos, pelamos y cortamos las zanahorias a rodajas. Cuando la carne esté casi lista añadimos la zanahoria para que se cueza mientras el caldo se sigue consumiendo, también añadimos las harina integral diluida en un poco de caldo que habremos extraído previamente. Agregamos el zumo de limón.

Dejamos cocer durante 20 minutos más. Nos debe quedar jugoso con un poco de caldo espeso por la acción de la harina y ya tenemos nuestra carne guisada con zanahorias.

¿Qué nutrientes buscamos en esta receta?

La proteína de alto valor biológico que nos aporta la carne es necesaria para la regeneración diaria de nuestros tejidos. Pero además de proteínas, buscamos hierro, magnesio, zinc y fósforo, entre otros minerales que nos proporciona la carne  y también vitaminas como la B12 que solo encontramos en alimentos de origen animal.

La zanahoria es muy rica en carotenos, precursores de la vitamina A, pero también en vitamina K y ácido fólico. Contiene muchos minerales y entre ellos cobre y cromo.

La acidez del limón ayuda a proteger los micronutrientes anteriormente descritos y se combina con el dulzor de la zanahoria y la cebolla, dando al guiso un rico sabor.

La harina integral no solo nos ayuda a espesar el caldo, también nos aporta fibra, que se suma a la de la zanahoria, cebolla y ajos, resultando un plato muy saludable para nuestro intestino.

Podemos preparar esta carne guisada como almuerzo o cena, acompañada de arroz, patatas, tostadas de pan o cualquier otra fuente de almidones que nos den energía.

¡¡Buen provecho¡¡

Enlaces relacionados:

Las zanahorias y su riqueza nutricional.
¿QUIERES APRENDER A COMER DE FORMA SALUDABLE?

Entra en el Sitio Web “YNUTRICIÓN” a través de la imagen o del texto inferior:
ynutricion

Asesoramiento nutricional personalizado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Animated Social Media Icons by Acurax Wordpress Development Company
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusVisit Us On PinterestVisit Us On LinkedinCheck Our Feed